USO solicita a Sanidad y Educación vacunas y medidores de CO2 para toda la comunidad educativa, sin distinciones.

Extremadura, 15 de enero de 2021.- La Federación de Enseñanza de USO solicita a las Consejerías de Sanidad y Educación la vacunación como personal de primera línea a todos los profesores y trabajadores de la comunidad educativa de Extremadura. También reclama que Educación provea de medidores de CO2 en las aulas de todos los centros educativos, públicos y concertados, con la finalidad de analizar la ventilación y reposición del aire en las clases, para así evitar contagios y no exponer al profesorado, trabajadores ni alumnado a las bajas temperaturas que están soportando por una ventilación inadecuada.

La utilización de estos medidores de CO2 requiere de una formación, y USO ha desarrollado el PLAN VENTILADOS, una herramienta que pone gratuitamente a disposición de la Comunidad Educativa y que permite medir y valorar la calidad del aire ambiental, ventilar las aulas de una manera científica y racional y evitar, por tanto, contagios por coronavirus. Consiste en tomar muestras de tiempos de ventilación y niveles de CO2 a lo largo de una jornada lectiva, para trasladar posteriormente dichos valores a una herramienta informática que resume en un informe los valores de concentración de CO2. De esta forma, se conseguirán niveles aceptables de calidad del aire con un menor consumo de los recursos energéticos.

Dotación de medios para todos los centros, sin distinción

La semana pasada, Educación prometió la llegada de mascarillas FFP2 también para los centros concertados, una contribución claramente escasa a la vista del pobre número de mascarillas que están recibiendo los centros. USO insiste en la necesidad de proporcionar todos los medios necesarios (personal docente y de servicio, mascarillas, gel hidroalcóholico, productos de limpieza, medidores de CO2, filtros HEPA, etc.) a todos los centros docentes, independientemente de su titularidad, para contribuir de esta forma a la lucha contra la covid-19. Estamos en una situación de emergencia sanitaria y efectuar distinciones entre centros educativos es un riesgo inaceptable.

 

USO VALORA NEGATIVAMENTE LA VUELTA A LAS AULAS

La Federación de Enseñanza de USO, sindicato mayoritario de la Educación Concertada en Extremadura, valora negativamente el anuncio efectuado por la Consejería de Educación acerca del regreso a las aulas de los alumnos extremeños en la Fase 2.

De esta forma, USO considera que la Consejería de Educación desconfía de los profesores, ya que la totalidad de los sindicatos docentes extremeños hemos mostrado nuestra disconformidad con tal medida, al entender que aún no se cumplen los requisitos necesarios para dar este paso.

La Federación de Enseñanza de USO considera que los alumnos no deben volver a las aulas este curso escolar, faltan protocolos claros de actuación y es necesario dotar a todos los centros educativos de suficiente material de protección y planes de evaluación de riesgos laborales.

USO solicita a la Consejería de Educación que atienda las recomendaciones que le venimos dando los profesionales de la Enseñanza, finalice el presente curso de manera telemática y centre todos sus esfuerzos en preparar convenientemente la vuelta a las aulas en septiembre.

Resumen de la rueda de prensa de la Consejera de Educación (15 mayo):
– 0-6 años: NO vuelven a las aulas.
– Centros de Educación Especial: NO vuelven, excepto para rehabilitación funcional y atención temprana
– 4º ESO, 2º Bach y 2º FP: los alumnos pueden solicitar refuerzo y apoyo presencial
– El resto de alumnos de Primaria, Secundaria, Bachillerato y FP finalizará el curso de forma telemática, aunque pueden solicitar tutoría presencial con cita previa , para atender casos puntuales que necesiten refuerzo específico, si la familia y el docente así lo consideran
– Estas medidas se concretarán a través de las respectivas Órdenes e Instrucciones, siendo obligatorio que Extremadura pase a la Fase 2
– Se empezará a trabajar ya para organizar el próximo curso

USO se suma a una “Quedada digital” del 4 de mayo en twitter para pedir la paralización de la LOMLOE

La Federación de Enseñanza de USO se ha sumado a una “Quedada digital” que tendrá lugar en twitter y en el resto de redes sociales el 4 de mayo para protestar por la pretensión del Ministerio de Educación y Formación Profesional de aprobar la LOE en el Parlamento en plena crisis social y sanitaria por el COVID’19, cuando toda la sociedad, también los agentes sociales y sindicales, están bloqueados por los efectos del estado de alarma. Además, como es el caso de FEUSO, su actividad sindical ha ido encaminada en el 100% de sus energías a paliar los dramáticos efectos laborales que está crisis está ocasionando.

A esto es a lo que se debería estar dedicando el Ministerio de Educación, y no a continuar, de tapadillo y casi por la puerta de atrás, una tramitación que no permite la lógica y normal participación de los agentes sociales en el debate de esta Ley, cuando estamos padeciendo las consecuencias del confinamiento.

Además, pensamos que el Ministerio de Educación debería dedicarse a lo que no ha hecho: a elaborar un convincente plan para el desarrollo del final de curso en todas las etapas educativas, en la promoción y la evaluación (válidas para todas las Comunidades Autónomas) y a diseñar el comienzo del nuevo curso escolar, que se va a ver seriamente afectado por las consecuencias del coronavirus en su funcionamiento, currículo y procesos de evaluación.

Por todo ello, os invitamos a participar en esta “Quedada digital”, que se llevará a cabo especialmente en twitter. Tendrá lugar el 4 de mayo, entre las 12:30-12’50 por la mañana y las 17:00-17’20 por la tarde. El hashtag que se empleará será #StopLeyCelaá. También se recomienda dirigir los mensajes directamente a la Ministra de Educación (@celaaIsabel) y al Ministerio de Educación y Formación Profesional (@educaciongob).

Reiteramos nuestro convencimiento de que en un momento en el que la pandemia del COVID-19 está asolando a nuestro país, no es comprensible que el Ministerio de Educación trate de aprovechar una situación así para acelerar la tramitación de la LOMLOE, sustrayendo a la comunidad educativa el sano y democrático debate que debe acompañar a la aprobación de toda ley, especialmente en un asunto tan importante como el educativo.

La democracia social y participativa ha dejado de serlo de manera efectiva y plena hasta que los ciudadanos recuperemos todos nuestros derechos y libertades individuales, es decir, cuando se derogue el estado de alarma.

El Gobierno tiene que concentrarse en lo que es fundamental ahora para los españoles, la salud pública, salvar la economía y el empleo y llevar a buen puerto el curso escolar 2019-20, además de disponer las condiciones más convenientes para el comienzo del próximo 2020-21.

Por todo lo anterior, pensamos que ni es el momento ni son las formas de proceder para aprobar una nueva Ley de Educación. Hasta que se levante el estado alarma pedimos al Ministerio de Educación que paralice urgentemente la tramitación de la Ley Orgánica que Modifica la Ley Orgánica de Educación.

USO exige coherencia y sensatez en el regreso a las aulas

La Federación de Enseñanza de USO está en total desacuerdo con las medidas, que de manera excepcional, anunció el gobierno con respecto al regreso de los más pequeños a las aulas. En primer lugar, no queda claro el colectivo al que se refiere el Gobierno cuando habla de los alumnos de 0 a 6 años. ¿Se refieren al primer y segundo ciclo de la etapa de Educación Infantil, o a la edad cronológica de cada niño o niña? ¿Afecta también a los alumnos de 1º de Primaria?

En segundo lugar, nos preocupa la situación de seguridad sanitaria que van a tener los docentes de esas etapas, ya que sabemos que la distancia de seguridad no se va a poder mantener y el contacto físico, tanto entre los propios alumnos como entre docentes y alumnos sería constante durante la jornada laboral (cómo se puede cambiar un pañal, dar una comida o repartir un material sin dicho contacto físico). Los niños de estas edades son incontrolables, y no es viable hacerles ver que no se pueden tocar, ni abrazar, ni jugar… además de lo que supone el intercambio de material escolar, cuidar el material de aseo personal, meriendas, botellas de agua…

Por otro lado, no se podrá conocer quiénes están contagiados y quiénes no, o la situación familiar de cada hogar, por lo que la inseguridad es total y manifiesta. ¿Con qué seguridad vuelven los docentes a sus casas con sus familias, sin saber si están infectados o no? ¿Se harán test en los colegios o se controlará de alguna manera la situación para saber en qué estado se encuentran los docentes y discentes?

En tercer lugar, si un docente está su jornada laboral en el centro de trabajo atendiendo a la mitad del alumnado, ¿en qué momento hace el teletrabajo para el resto de los alumnos? ¿Qué ocurre si en un aula cumplen los requisitos para poder asistir al centro un número de alumnos mayor al de la capacidad que se ha sugerido o recomendado?

Son muchas las dudas que quedan en el aire por la falta de especificidad en el comunicado del Gobierno, lo que hace sentir a todos los colectivos implicados poco seguros y sin certezas de cómo actuar. Desde la Federación de Enseñanza de USO queremos trasladar todas las incertidumbres que afectan a los trabajadores a los que representamos y al resto de colectivos sociales que seven afectados por esta situación, instando a la administración a que haga llegar a quien corresponda todas estas cuestiones para que sean tenidas en cuenta a la hora de tomar decisiones, a la vez que exigimos claridad en el momento de hacer públicas las medidas que se vayan finalmente a tomar.